¿Quién se esconde detrás de Caroll?

Siempre pensamos que una marca es anónima... Pero no, detrás de Caroll hay personas reales. Mujeres y hombres (1200 para ser exactos) que trabajan cada día.
Como prueba, aquí tienes una parte del equipo jugando al trombinoscopio... ¡con una sonrisa!

En Caroll, respeto y compromiso...

Se encuentran en el corazón de la misión de todos para ofrecer lo mejor a nuestros clientes. Es una cultura corporativa a la que estoy muy apegada.

Mejoramos continuamente la calidad de nuestros productos y la relación con nuestros clientes y proveedores para proponer colecciones deseables, constantemente renovadas, en las que toda mujer puede verse reflejada y detrás de las cuales el ser humano ocupa un lugar especial...

Eso es todo lo que da sentido y nutre nuestra pasión por el trabajo. 

"Caroll es una marca generosa y sincera, que tiene una fuerte relación con sus clientes"

CÓDIGO ÉTICO

5 grandes Valores comunes nos animan en el día a día: un código ético en el corazón de nuestras relaciones adaptado a las 80 profesiones que trabajan juntas y codo con codo a diario.

INTEGRIDAD, prohibiendo cualquier conflicto de intereses;

RESPETO, desarrollando relaciones leales y equitativas;

TRANSPARENCIA de nuestras acciones, especialmente en lo que respecta al cumplimiento de las normas y reglamentos y la calidad de nuestros productos;

RESPONSABILIDAD y RENDIMIENTO para compartir la ambición de la excelencia y proponer a nuestros clientes productos creativos y de calidad

El placer compartido contigo

En pocas palabras, nos gusta compartir contigo la pasión que ponemos en la creación de nuestros productos, el buen humor que hacemos patente en nuestras noticias y en la bienvenida de nuestras azafatas a nuestras tiendas.

Todos nuestros equipos se mueven alrededor de tu satisfacción, con pasión por vestirte y hacerte destacar...

Un equipo te responde de verdad

Marie y Kadiatou están a tu servicio y te escuchan todos los días de la semana.

Por correo electrónico o por teléfono, responden con amabilidad, orientan con precisión y te acompañan con profesionalismo.

¿Qué les hace tan especiales?
¡Siempre están sonriendo!